Avisar de contenido inadecuado

Cambiaran de opinión, por causa de Dios.

{
}

Dios los bendiga a todos.

Muchas veces en la vida nos pasan cosas malas, que a los ojos de aquellos que no conocen a Dios, pueden llevarlos a pensar que es un castigo divino o la paga por nuestras acciones en la vida.

Pero la Biblia nos enseña completamente lo contrario,
Acompáñeme al libre de Hechos para estudiar la verdad divina sobre este tema, que Dios lo bendiga.
Capítulo 28
28:1 Estando ya a salvo, supimos que la isla se llamaba Malta.
28:2 Y los naturales nos trataron con no poca humanidad; porque encendiendo un fuego, nos recibieron a todos, a causa de la lluvia que caía, y del frío.
28:3 Entonces, habiendo recogido Pablo algunas ramas secas, las echó al fuego; y una víbora, huyendo del calor, se le prendió en la mano.
28:4 Cuando los naturales vieron la víbora colgando de su mano, se decían unos a otros: Ciertamente este hombre es homicida, a quien, escapado del mar, la justicia no deja vivir.
28:5 Pero él, sacudiendo la víbora en el fuego, ningún daño padeció.
28:6 Ellos estaban esperando que él se hinchase, o cayese muerto de repente; más habiendo esperado mucho, y viendo que ningún mal le venía, cambiaron de parecer y dijeron que era un dios.
28:7 En aquellos lugares había propiedades del hombre principal de la isla, llamado Publio, quien nos recibió y hospedó solícitamente tres días.
28:8 Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebre y de disentería; y entró Pablo a verle, y después de haber orado, le impuso las manos, y le sanó.
28:9 Hecho esto, también los otros que en la isla tenían enfermedades, venían, y eran sanados;
28:10 los cuales también nos honraron con muchas atenciones; y cuando zarpamos, nos cargaron de las cosas necesarias.
En este pasaje debemos saber que Dios le había encomendado al apóstol Pablo la difícil tarea de predicar en Roma, capital dl entonces imperio romano, para llegar allí Pablo paso por situaciones de extrema dificultad, pero siempre El Señor estuvo a su lado preservando su vida, y de los que estaban con él, para que se cumpliera con la tarea encomendada a él.
Cuando n os encontramos con el pasaje en que vamos a estudiar, vemos que Pablo llega a una isla el cual el propio declara que estaban a salvo del peligro en cual se encontraban.
Cuando ya estaban en este lugar y haciendo una tarea sencilla, él es mordido por una serpiente venenosa, y en esta situación las personas oriundas de este lugar emiten juicio sobre la vida de pablo sin conocerlo” Cuando los naturales vieron la víbora colgando de su mano, se decían unos a otros: Ciertamente este hombre es homicida, a quien, escapado del mar, la justicia no deja vivir” Hch 28:4.
Pero Dios siempre tiene la última palabra y estas personas ignoraban por completo quien era este hombre y al Dios que servía.
Pablo escribió en las cartas a los romanos “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.“ Ro8:28
Este hombre cuando escribió estas palabras sabía exactamente de lo que hablaba y las personas que conocen a Dios, en verdad saben que por peor y dolorosa que sea en la situación que se encuentren, estas palabras son reales.
Tanto es así que al ver que esta mordida que debería ser fatal no lo fue, cambiaron su forma de ver a Pablo, permitiéndole orar por los enfermos de dicho lugar y recibir con gozo la palabra de Dios en sus corazones, y así ser glorificado nuestro Señor por medio de este hecho.
Y además de todo proveyeron todo lo que Pablo y las personas que estaban con él, necesitaban para emprender el viaje de nuevo y así poder completar con la misión principal que Dios le había encomendado.
Amados, sé que hay momentos en la vida que todo sale mal, venimos de incontables batallas, y parece que Dios no está con nosotros, para colmo, nos siguen pasando cosas negativas y las demás personas nos juzgan mal, y eso en muchas ocasiones hace a carga aún más pesada en nuestros hombros, pero tenga en cuenta que Dios está al control de nuestras vidas, tenga fe en aquel que lo llamó y delo por seguro que so El no escatimo ni a su propio hijo por nosotros también no escatimará esfuerzos para que lleguemos a buen puerto, ser bendecidos y bendecir a otros.
Los que le juzgaron, cuando vean la gloria de Dios en usted, cambiaran de idea y usted podrá hacer una gran obra en ellos.
Que Dios los bendiga.

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Cambiaran de opinión, por causa de Dios.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre