Avisar de contenido inadecuado

Como continuar adelante

{
}

Que Dios los bendiga, hoy estudiaremos las huellas que deja el verdaderos arrepentimiento en una persona y lo doloroso de una mentira.
Unos de los relatos bíblicos que más demuestra o representa mejor el tema de hoy, lo vemos en el Libro de Génesis más precisamente la historia de un hombre llamado José, este era hijo menor de Jacob, el cual fue dotado por Dios, con el don de interpretar sueños, y el de veré el futuro, lo cual en la época se le denomina adivinación, pero esta no es como se la practica en la hechicería, cartomancia, aguareros, necromancia(invocación de muertos),lectura de las manos, horóscopo, o magia negra.
Este es un don dado por Dios, mediante el Espíritu Santo, para llevar a cabo el plan divino para toda la humanidad.
Sin embargo no es como los días presentes el cual el Espíritu Santo mora en nosotros, sino que en esta época, el Espíritu Santo descendía sobre la persona, cumplía su tarea y se retiraba de esta, porque la simple causa de que aun el Mesías no había pagado el recio en la cruz y dado lugar al Espíritu santo, como el los días presentes.
Y fue por causa de este don, que los hermanos de José, le envidiaban, y planearon, matarlo, pero, cuando Dios esta con una persona, no importa los planes de destrucción que se estén planeando o ejecutando en su contra, jamás podrá prosperar.
Sabida es la historia de este hombre, que paso por momentos muy difíciles hasta el punto de estar olvidado en una celda, pero llego desde el punto más bajo, a pasar a ser el segundo al mando de Egipto.
Y en este capítulo de hoy vemos resumido la historia de cómo se hace daño a terceros cuando el ser humano deja que entre sentimiento de odio, venganza, raíz de amargura, envidia, y todo tipo de sentimientos que solo lo llevan a la destrucción, en esta etapa José ya era el segundo al mando de Egipto, y había pasado tanto tiempo que ni sus hermanos lo reconocieron, pero el sí.
Planeo una pequeña venganza, contra su hermano menor, que no tenía nada que ver con lo ocurrido a él, ni había nacido en esos tiempos, pero por primera vez sus hermanos reconocieron el gran error que cometieron, el sufrimiento que causaron a su padre, el remordimiento que estaba en sus corazones, las cadenas de culpa que arrastraban durante todos esos años.
Génesis
Capítulo 44
44:5 ¿No es ésta en la que bebe mi señor, y por la que suele adivinar? Habéis hecho mal en lo que hicisteis.
El plan de José se ejecutaba a la perfección, culparía al hermano menor de robo, se vengaría de sus hermanos por el daño que le habían hecho, y quizás sentiría que la deuda había sido paga, pero al interceder su hermano mayor, de la forma que lo hizo, al ver la desazón de todos ellos, al darse cuenta del dolor que sintió su padre y madre, y al re memorizar todo lo que había pasado, al estar moldeado su corazón con el amor de Dios en él, este perdonó a sus hermanos y los bendijo, al permitir que toda su familia viviera junto a él, pudo abrazar a su padre y regocijarse junto a ellos.
La falta de perdón, el odio, la envidia, la venganza, puede que parezca ser la mejor opción en ciertas circunstancias pero en realidad lo que hace es esclavizar a la persona en una cárcel de soledad, amargura, en las cuales sale más herida que sanada,
La Biblia nos dice que debemos perdonar para ser perdonados, tratar de estar bien con todos, y liberarnos de esa carga tan dolorosa y pesada que llevamos y entregársela a Dios.
Jesús dijo, “vengan a mí, todos los que están cargados y trabajados y yo os hare descansar”, es agobiante andar por la vida con una carga tan pesada, Dios es la salida a estas cadenas, no va ser de un momento a otro pero si quedaras libre.
Así como José tenía derecho sobre sus hermanos, prefirió el perdón y liberarse de esa carga a seguir con ella, el quería paz en su vida y no más guerra.
Que es lo que prefieres tú? Seguir con esa carga o entregársela a Dios y ser libre de todo ello?

Quieres seguir tu vida y no más estar paralizado?

Debes aceptar a Jesús en tu corazón, la biblia dice que todos somos su creación ,pero solo el que acepta al Señor Jesús como su Señor puede ser salvo y llamado hijo de Dios,así que si quieres ser hijo de Dios y que el transforme tu vida así como lo hizo con la mía y como lo hizo en José, haz esta oración,DIOS RECONOZCO QUE HE PECADO CONTRA TI,QUE HE ANDADO POR LA VIDA SIN TI Y QUE AHORA TE NECESITO,ACEPTO Y DECLARO QUE JESUS MURIÓ POR MI EN LA CRUZ PARA PAGAR POR MIS PECADOS ,CREO QUE ES TU HIJO Y QUE RESUCITÓ PARA DARME VIDA ETERNA,AHORA DIOS TE PIDO QUE ENTRES A MI VIDA Y ME TRANSFORME POR EL NOMBRE DE JESUS CRISTO TE LO PIDO,QUIERO SER TU HIJO,AYUDAME Y BENDICE MI VIDA,EN EL NOMBRE DE JESUS AMEN.

Si hiciste esta oración te felicito ahora eres una nueva criatura y como dice

2da. a los Corintios

Capítulo 05

5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Envíame un mensaje para que te pueda ayudar en esta nueva vida y discipar las dudas que tengas

QUE DIOS TE BENDIGA

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Como continuar adelante

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre